facebook twitter youtube intagram
  • Alcobendas

Una inspección en Alcobendas destapa un grupo que vendía productos cárnicos falsificados

Paletas ibéricas falsificadas en la operación Chacina iniciada en Alcobendas

El desmantelamiento de una organización dedicada a la venta de productos cárnicos falsificados se inició en una inspección en un local de Alcobendas. Gracias a las posteriores investigaciones han sido detenidas seis personas (el principal es un empresario salmantino) y se han realizado inspecciones en locales distribuidores, puntos de venta, secaderos y mataderos en Madrid, Zaragoza, Salamanca, Toledo, Badajoz, Cáceres, Navarra, Barcelona y Ávila.

Los encausados vendían paletas de cerdo como si fueran ibéricas falsificando los precintos que deben tener estos productos. Se les imputan los delitos de estafa, falsificación, contra la propiedad industrial, relativo al mercado y los consumidores, pertenencia a organización criminal y blanqueo de capitales.

El desmantelamiento se ha realizado en el marco de la Operación Chacina de los agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza. La investigaron se iniciaba el pasado mes de marzo, cuando la Asociación Interprofesional del Cerdo Ibérico (ASICI), denunciaba ante el Área de Calidad Alimentaria de la Dirección General de Salud Pública de la Comunidad de Madrid, la venta fraudulenta de productos declarados como ibérico que no lo eran.

Según informa la Guardia Civil, se realizó una primera inspección en un establecimiento en Alcobendas, donde inicialmente se inmovilizaron 42 paletas de cebo ibérico falsificadas.

Esta intervención permitió a los Agentes continuar sus averiguaciones, que han culminado con la detención de seis personas, la realización de inspecciones en locales distribuidores, puntos de venta, secaderos y mataderos en Madrid, Zaragoza, Salamanca, Toledo, Badajoz, Cáceres, Navarra, Barcelona y Ávila, logrando inmovilizar un total de 4233 paletas que estaban siendo vendidas como ibéricas sin serlo.

Según ha averiguado el Seprona, "un ciudadano español en connivencia con un empresario dedicado a la distribución de gasóleo encargaron precintos de color blanco (este color es el utilizado en exclusiva para los productos cárnicos), borrando el logotipo y la numeración, para sustituirla por el logo de ASICI y colocarle una numeración falsificada y duplicada que se corresponde con piezas legales, ya vendidas en campañas anteriores".

Las pesquisas de los agentes del SEPRONA les llevaron hasta un distribuidor en la provincia de Ávila, donde a finales del pasado mes de octubre, eran localizadas 4.000 paletas con precintos falsificados.

El principal encausado es un empresario salmantino, dedicado a la comercialización de productos ibéricos, que contaba con la colaboración de otros empresarios de la rama. Se estima que el total de las piezas vendidas de forma irregular podría ascender a 14.000, superando los 980.000 euros.

Actualidad Alcobendas