facebook twitter youtube intagram
  • Alcobendas

Alcobendas dedica una glorieta a Mary Ward, la religiosa que defendió la igualdad de la mujer en el siglo XVII

Alcobendas tiene desde hoy un espacio público con el nombre de Mary Ward, la religiosa católica que ya en el siglo XVII tuvo una visión innovadora de la religión y del papel de la mujer.

La glorieta ubicada en la intersección de las calles Begonia y Laurel, en el Soto de la Moraleja, lleva desde hoy el nombre de Mary Ward y luce una placa en la que se puede leer “Ama y di la verdad en todo tiempo”. Alcobendas tiene desde hoy un espacio público con el nombre de Mary Ward, la religiosa católica que ya en el siglo XVII tuvo una visión innovadora de la religión y del papel de la mujer.

“Fue una luchadora a favor de los derechos de la mujer ya en el siglo XVII, fue una mujer adelantada a su tiempo” ha manifestado el alcalde de Alcobendas, tras el acto de nominación de esta glorieta.

Varios vecinos vocales de la Coordinadora del distrito Urbanizaciones solicitaron a finales de octubre que se pusiese nombre a esta rotonda el nombre de Mary Ward y en el pro0ceso participativo para denominar calles con nombres de mujeres ilustres, Mary Ward obtuvo más de 200 votos.

Mary Ward fue una religiosa inglesa nacida en 1585, que terminó abandonando la orden de las clarisas. Junto a otras compañeras fundó un colegio dedicado a la educación de las niñas y proclamaba para la mujer un papel en la sociedad que no fue aceptado ni comprendido. “Nos da mucha alegría que su nombre esté en un espacio público de la ciudad y que los valores que inspiraron su vida, inspiran desde hoy la vida de los ciudadanos de Alcobendas” ha dicho emocionada la responsable del Instituto Bienaventurada Virgen María, Elena Cerdeiras, que un día fundara Mary Ward.

El centro conocido como Madres Irlandesas, cuenta con un colegio en El Soto de la Moraleja desde 1975. Hoy varias decenas de escolares del colegio, profesores, padres y madres no han querido perderse el acto público de nominación de la glorieta Mary Ward, “cuyo legado todavía sigue vigente hoy, cuatrocientos años después” como ha señalado la directora del colegio, Sagrario Hernández. Al finalizar, un grupo de alumnos ha cantado el himno del centro.

Mary Ward murió en la pobreza, con un aparente fracaso de su obra pero segura de haber hecho las cosas que sentía. Su legado está presente en 41 países a través de colegios y una visión de la vida en la que destacan: libertad, justicia y verdad.

Actualidad Alcobendas