facebook twitter youtube intagram
  • Manzanares el Real

ONG y científicos contra la masificación deportiva del Parque Nacional de Guadarrama

Los expertos señalan la masificación del uso público como el “Principal conflicto” para la conservación, en un Manifiesto que denuncia el riesgo de que un mal ejemplo en el Parque Nacional madrileño pueda convertirse en el precedente que afecte negativamente a los elevados estándares de calidad y respeto del uso público en otros parques nacionales españoles.

 

En el comunicado explican que "Casi cien años después que en las páginas del diario El Sol se denunciara la necesidad de evitar el deterioro y la masificación en la Sierra de Guadarrama, y se abogara para ello por crear un Parque Nacional, el Informe Final resultante de un extenso proceso de consulta a expertos independientes y multidisciplinares, realizado de manera preliminar a la redacción del PRUG (Plan Rector de Uso y Gestión) del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, confirma el agravamiento exponencial de aquel problema de principios de siglo pasado, e identifica la masificación del uso público como el “Principal conflicto” para la conservación". Dentro de este ámbito genérico, los expertos denuncian que “se está llevando a cabo un uso descontrolado de la naturaleza para fines deportivos” señalando muy específicamente como usos deportivos especialmente incompatibles con la conservación la celebración de competiciones deportivas y el tránsito ciclista fuera de las pistas de uso rodado. Se acerca el final del proceso de tramitación y aprobación del PRUG del Parque Nacional, el instrumento legal que debe garantizar la conservación de los valores naturales y culturales del Parque Nacional y su legado a las generaciones venideras. En los parques nacionales, este objetivo constituye la máxima prioridad, y por esa razón, la ley especifica que el uso público deba ser cualitativa y cuantitativamente compatible con dicha conservación, y siempre estar supeditado a ella.

Los expertos denuncian que el último fin de semana del pasado mes de junio vino marcado por la celebración en la Sierra de Guadarrama de la competición de carrera por montaña más multitudinaria de todo el año (1.000 participantes y cerca de 200 km totales en sus diversas pruebas, prolongados a lo largo de 28 horas, durante la época del año de máxima vulnerabilidad de la fauna, la flora y los hábitats de montaña).

Añaden que ese mismo fin de semana se celebró también una concentración de usuarios de la bicicleta de montaña, descontentos con las limitaciones establecidas en el borrador del PRUG, que prevén restringir el uso de este vehículo a las pistas de montaña y evitar el tránsito ciclista por el resto de sendas y senderos del Parque Nacional, con una atención especial a evitar la proliferación del uso de la bicicleta eléctrica. Ante ambos hechos, incongruentes con la clara evidencia del creciente impacto ambiental de ambos tipos de actividades, y sin que hasta ahora las autoridades ambientales estén implementando las medidas necesarias de corrección de estos impactos, los colectivos conservacionistas y científicos exigen un PRUG valiente y sin resquicios, capaz de garantizar el cumplimiento eficaz de las leyes básicas de la conservación de la naturaleza y la legislación relativa a los Parques Nacionales, y recordando la obligatoriedad de respetar el Principio de Precaución, básico en el ámbito de la ciencia, en tanto no existan estudios solventes que orienten sobre cómo equilibrar eficazmente la conservación con el intenso uso deportivo que ambos colectivos de usuarios demandan.

Como los colectivos conservacionistas y científicos indican en su Manifiesto, “Defendemos enérgicamente el derecho al pleno disfrute público de la naturaleza y los espacios protegidos, incluyendo por supuesto la variante no agresiva del uso ciclista sobre las pistas y otros viales acondicionados para ello; o la carrera a pie, no competitiva y no masificada, por la totalidad de los diferentes viales del espacio protegido. Pero es evidente que cuando saltan las alarmas, es imprescindible establecer limitaciones.
"Todo el mundo entiende que sería un despropósito celebrar un partido amistoso de fútbol en una catedral, o un mitin político en la Sala Velázquez del Museo del Prado, por más que ambas actividades pudieran considerarse usos lícitos de los espacios públicos. Pero no de esos espacios públicos en concreto. Del mismo modo, convertir el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama en un parque temático de habilidades deportivas y competiciones es igualmente inapropiado. Tanto más, si un mal ejemplo en la Sierra de Guadarrama pudiera dar lugar a que se considere un agravio comparativo el no poder celebrar, por ejemplo, un maratón atravesando el corazón del Parque Nacional de Doñana, o no poder descender el Monte Perdido a bordo de una bicicleta eléctrica.”
En su Manifiesto, dichos colectivos recuerdan que en el Parque Nacional existen más de 600 kilómetros de pistas forestales, perfectas para el uso ciclista respetuoso y compatible con la conservación, y por otra parte aportan una alternativa para la celebración de competiciones de carreras por montaña en las zonas menos frágiles del Parque Nacional, y en los períodos y condiciones de mínima interferencia con los procesos naturales y con los derechos de los demás usuarios. El Manifiesto ha sido suscrito por casi una treintena de científicos, catedráticos, investigadores, técnicos de espacios protegidos y especialistas en conservación de especies amenazadas, además de casi dos decenas de colectivos conservacionistas y grupos de investigación.

Firman el Manifiesto:

Expertos

Eduardo Martínez de Pisón
Catedrático emérito de Geografía Física
Universidad Autónoma de Madrid.

Dr. Pedro Molina Holgado
Profesor titular Departamento de Geografía
Universidad Autónoma de Madrid

Julio Vías
Naturalista y escritor

Dr. José Luis Nieves-Aldrey
Entomólogo, Investigador Científico
Museo Nacional de Ciencias Naturales, CSIC

Dr. Jaime Bosch
Herpetólogo, Cientifico titular
Museo Nacional de Ciencias Naturales, CSIC
Miguel Angel Troitiño Vinuesa
Catedrático Emérito de Geografía Humana
Universidad Complutense de Madrid
Dr. Manuel Frochoso Sánchez
Departamento de Geografía, Urbanismo y Ordenación del Territorio.
Universidad de Cantabria.
Profesor Titular de Geografía Física
Dr. Miguel A. Alonso-Zarazaga
Entomólogo, Científico Titular
Departamento de Biodiversidad y Biología Evolutiva
Museo Nacional de Ciencias Naturales, CSIC
Daniel Sánchez Mata
Presidente
Sociedad Española de Geobotánica
Universidad Complutense, Madrid
Juan Luis Arsuaga
Catedrático de Paleontología
Facultad de Ciencias Geológicas
Universidad Complutense de Madrid
Blanca Ramos Losada
Bióloga. Técnico Área de Conservación, Parque Nacional y Parque Natural de Sierra Nevada
Junta de Andalucía
José Antonio Montero
Redactor Jefe de la revista Quercus
Rafael Serra Naranjo
Director de la revista Quercus
Dra. Nieves López Estébanez
Departamento de Geografía
Universidad Autónoma de Madrid
Valentín Cabero Diéguez
Catedrático emérito de Geografía y ex decano Universidad de Salamanca

Salvador Rivas-Martínez
Catedrático emérito de Fitosociología
Director del Centro Internacional de Fitosociologia
Universidad Complutense de Madrid
Helios Sainz Ollero
Profesor de Geobotánica
Departamento de Biología
Universidad Autónoma de Madrid
Fernando Allende
Profesor Departamento Geografía
Universidad Autónoma de Madrid
Coordinador Grupo de Investigación Geoclima
Concepción Sanz Herráiz
Catedrática Emérita de Geografía Física
Universidad Autónoma de Madrid
Diego A. Barrado Timón
Profesor Titular de Geografía Humana
Departamento de Geografía, Universidad Autónoma de Madrid
Carlos Morla Juaristi
Profesor emérito
Universidad Politécnica de Madrid
Xosé Uxío Otero Castro
Profesor de Procesos de Producción Agraria
Escuela de Selvicultura del IES Concejo de Tineo
Tineo, Asturias
Dr. Germán Alonso Campos
Departamento Biodiversidad, Ecología y Evolución
Universidad Complutense de Madrid
Francisco J. García
Consultor independiente
Experto en conservación de especies amenazadas
Dra. Rocío Lalanda Ordónez
Dpto. de Geografía y Ciencias y Políticas Ambientales (Department of Geography and
Environmental Science and Policy)
Universidad del Sur de Florida (University of South Florida).

Joseba Rodríguez Aizpeolea
Director-conservador del Parc Natural del Montgó (Alicante)
Director-conservador del Parc Natural de la Marjal de Pego-Oliva (Alicante-Valencia)
Carlos de Hita
Técnico de sonido de la naturaleza
Jose Luis González
Consultor independiente
Especialista en gestión y estudio de especies amenazadas

Colectivos

ÁLULA, Asociación para el Estudio y la defensa de la Naturaleza, y el anillamiento
científico de aves
AMIGOS DE LA TIERRA MADRID
ARANJUEZ SOSTENIBLE
ASCEL, Asociación para la Conservación y Estudio del Lobo Ibérico
ASOCIACIÓN SOCIO-CULTURAL EL REAL DE MANZANARES
ASOCIACIÓN REDMONTAÑAS
ASOCIACIÓN REFORESTA
ASOCIACIÓN SOS PEDRIZA
CENTRO INTERNACIONAL DE FITOSOCIOLOGIA
COLECTIVO AZÁLVARO
FORO GEOBIOSFERA
GEOCLIMA, Grupo de Investigación del clima – UAM
MADRID, CIUDADANÍA Y PATRIMONIO
MOUNTAIN WILDERNESS AYLLÓN, GUADARRAMA Y GREDOS
PAYTEMAL, Grupo de Paisaje y Territorio de la UAM
REVISTA DIGITAL EL GUADARRAMISTA
SOCIEDAD CASTELLARNAU de Amigos de Valsaín, La Granja y su entorno

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Actualidad Manzanares el Real