facebook twitter youtube intagram
  • Tres Cantos

Condenados dos sanitarios que no atendieron a un hombre a 70 metros de un centro de salud de Tres Cantos

Centro de salud del sector Oficios de Tres Cantos

La víctima, que había sufrido una parada cardiorrespiratoria y finalmente falleció, se encontraba a 70 metros del ambulatorio en el que ambos facultativos estaban de guardia.

La sentencia, dictada por la sección 15ª de la Audiencia Provincial de Madrid y a la que ha tenido acceso El Pais, condena a la médico y el enfermero por un delito de omisión del deber de socorro a pagar una multa de 1.920 euros y 1.680 euros respectivamente, además de inhabilitación especial para profesión sanitaria de seis meses y una indemnización de 40.000 euros para la viuda y de 30.000 para cada uno de los dos hijos de la pareja.

El hecho sucedió el 12 de diciembre de 2015 en el Frontón Municipal del sector Literatos, a unos 70 metros del Centro de Salud del sector Oficios. Según dice la sentencia, que ha sido de conformidad tras alcanzar un acuerdo entre las partes, la víctima de 53 años cayó desplomado a las 18:10 horas mientras se encontraba en el frontón. El hombre quedó inconsciente con una herida abierta en la cabeza, y sufrió convulsiones. Un testigo llamó al 112 y requirió asistencia médica, mientras su hijo cruzó la calle y pidió ayuda en el centro de salud. El sanitario que le atendió le dijo al hijo que lo llevara en su coche, a lo que este se negó dada la situación grave del enfermo.

Según consta en el atestado, el enfermero avisó a la médico que estaba en el centro, la cual también se negó a salir del centro y atender al paciente. Argumentó, al igual que su compañero, que tenían prohibido salir del ambulatorio si no recibían permiso por parte del jefe de guardia del Servicio de Coordinación de Urgencia. Este testificó durante la instrucción que jamás se lo solicitaron.

Mientras tanto, un coche patrulla de la Policía Local llegó al lugar y auxilió al herido utilizando un desfibrilador semiautomático que llevaban de dotación en el vehículo. Pese a que el aparato dio varias descargas al paciente, no consiguió reanimarle. Los policías pidieron que fuera otro coche patrulla al centro de salud y requiriera de nuevo la presencia de los sanitarios que estuvieran allí.

Dos compañeros de los agentes acudieron a las 18.30 al ambulatorio, y expusieron de nuevo el problema al que se enfrentaban. Según informa el periódico en base a la sentencia, los dos sanitarios se negaron reiteradamente. Los policías le ofrecieron llevarlos ellos mismos en su coche patrulla, pero tampoco accedieron. Eso sí, el enfermero y la médico invitaron a los agentes a que trasladaran ellos al herido hasta el centro de salud en su coche patrulla. Llegados a esta situación, los policías identificaron a los dos sanitarios y les informaron de las consecuencias administrativas y penales que podría acarrear la omisión del deber de socorro.

A las 18.45 llegó la UVI móvil del Summa que tiene la base en Colmenar Viejo. Los facultativos de la UVI siguieron las maniobras de reanimación iniciadas por los policías locales, pero vieron que no podían revertir la parada. El paciente fue trasladado a un centro hospitalario como posible donante de órganos. Falleció a las 21.30.

El magistrado recoge en su sentencia que los dos sanitarios son responsables penales de un delito de omisión del deber de socorro tipificado en el artículo 196 en relación con el artículo 195.1 del Código Penal y que no concurren en el caso circunstancias modificativas de la responsabilidad penal. Al ser una sentencia de conformidad, no se espera que las partes recurran ante la sala de lo Civil y lo Penal del Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Actualidad Tres Cantos

hersamotor