facebook twitter youtube intagram
  • Tres Cantos

Se aplaza 'in extremis' el desahucio de una mujer con dos hijos menores en Tres Cantos

Kautar, en el centro, junto a activistas de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca

Tras una fuerte negociación y muchos nervios y tensión, el juzgado de Colmenar Viejo ha decidido paralizar el desahucio de la joven Kautar, madre de dos niños de 7 y 9 años sin trabajo ni recursos económicos; un desalojo del que por otro lado la ONU había pedido su suspensión cautelar o el realojo en una vivienda digna.

Kautar, que ocupó una vivienda del IVIMA en el sector Pueblos de Tres Cantos hace unos meses debido a las dificultades para acceder a una vivienda social y verse en la calle, tendrá que acudir el 14 de noviembre al Jugado para saber por cuánto tiempo se paraliza el desahucio.

Ha señalado que intentará que sea "el plazo más largo posible" con el fin de buscar una alternativa para ella y su familia. 

Explosión de alegría

El anuncio de la suspensión del desahucio por parte de la secretaria judicial del juzgado de Colmenar Viejo que lleva el caso provocó una explosión de alegría entre los presentes: un centenar de activistas de plataformas de afectados por la hipoteca, de vivienda digna y pro Derechos Humanos de toda la zona norte de Madrid y la capital, que bloquearon la puerta del portal donde vive Kautar y le transmitieron su cariño y apoyo.

A los activistas dedicó palabras de agradecimiento ya que, según explicó, "ya no le quedaban fuerzas para seguir adelante" aunque añadió que la respuesta de estas personas a su situación le ha dado fuerzas para seguir luchando "por dar una vivienda digna a sus hijos".

Por otro lado, la portavoz de la Plataforma de Afectados de Vivienda Pública Social de Madrid, Angelines Díaz, ha señalado que la insistencia del juzgado en realizar el desahucio se debía a que la denuncia por usurpación que origina este no fue presentada por el IVIMA, sino por un vecino particular que advirtió que alguien se metía en la vivienda. Según explica Díaz, el Ivima figuraba como afectado y el juzgado era el único que podía decidir la paralización del desahucio. 

De cualquier manera, Kautar y sus hijos tienen un tiempo más para poder buscar una alternativa habitacional, y la Plataforma de afectados por la Hipoteca ha señalado que estará acompañándola. 

Actualidad Tres Cantos